top of page

Ideas básicas para afrontar la Cuesta de Enero


Estamos en la segunda semana de enero, la adrenalina de las fiestas ya bajo un poco, algunos regresamos a nuestro horario normal de trabajo, otros retomaron los proyectos que se quedaron en pausa, las escuelas están de vuelta, y en general todo parece volver a la normalidad.


A poco no les parece que diciembre, es un mes fuera del año, es como si no contara, como si fuéramos abstraídos de la tierra y llevados a otra dimensión por un mes completo. Y luego los primeros días de enero los ovnis nos escupieron de regreso a la realidad, y de un día a otro te regresa la vida que dejaste un mes atrás y te preguntas ¿Ahora por donde empiezo? O te das cuenta de que ya estás en la carrera de enero y ni siquiera lo notaste.


Algunos además llegan más cansados a este mes que lo que salieron de él, y luego aúnale la presión de acoplarte nuevamente a las actividades diarias, los gastos y deudas de la navidad, los excesos de todo tipo, y principalmente aquellos en los que exponemos nuestra salud emocional y, por lo tanto, física y por último los benditos propósitos que tú mismo te pusiste. Es una hermosa bomba de estrés, ansiedad, cortisol, adrenalina, mezclada con ilusión, miedos, cansancio, etc.


Y todo esto, el cuerpo y la mente lo reciente, yo a eso le llamo la cuesta de enero, más allá de lo material, es una cuesta mental, donde las facturas de las fechas, más la propia vida, hacen a enero uno de los meses más complicados en salud mental.


Y en verdad no estoy en contra de ponernos nuevas metas y buscar crecer como seres humanos, yo misma lo busco todo el tiempo y animo a hacerlo; sin embargo, no me parece que el mensaje en estas fechas venga desde un lugar de verdad, de amor y compasión, lo siento como una necesidad creada y no buscada verdaderamente, no un cambio consciente, o apartar de la reflexión, por el contrario, promovido por el propio mercado, los grandes negocios y por supuestos nuestros no aliados los sistemas de opresión.


Y es por eso que en la mayoría de los casos no me lo podrás negar, se va perdiendo el interés, la falta de voluntad aparece y terminamos desechando el propósito, si bien nos va a la mitad del año. Y es que nuevamente lo digo, el cambio que dura debería venir desde una motivación interna, revelada por la propia autorreflexión, pero obvio, eso es mucho trabajo y pocos estamos dispuestos a aventarnos el viaje.


Volviendo al tema de enero, muchos abordan la entrada del mes como un nuevo ciclo, puede ser un nuevo ciclo para muchos, sin embargo, siento que de igual manera que las ideas anteriores es un inicio obligado, ¿qué tal que mi ciclo del año pasado no termino? Entonces, ¿Cómo voy a empezar un nuevo?. Lo que intento explicar es que puede que no quería terminar un ciclo, que me sentía bien en el ciclo, que aún no estaba lista para cerrarlo, que me gusta, etc. y bueno es lógico que si no cierro un ciclo, pues no necesito abrir otro, o al menos seamos conscientes que vamos a estar en dos ciclos al mismo tiempo, pasando de uno a otro porque no cerramos el anterior y bueno para hacer el cuento corto una maraña en nuestra mente.


Y es que no se necesita enero para empezar un ciclo o diciembre para terminar, esto pasa y no necesitamos un mes o un año, el tiempo es muy subjetivo, y seguro tú lo haz vivido que pasa cuando te estás haciendo pipí afuera de un baño que está ocupado, los segundos se siente horas o no. Creo que el tiempo es un aliado para hacer más práctica nuestra vida, sin embargo, es muy relativo y por supuesto no podemos fechar nuestros ciclos, porque en ellos está nuestra individualidad también.


Lo que te quiero dejar en el episodio del día de hoy, son algunas ideas que si bien no son nuevas, estoy segura que te ayudaran a conectarte más contigo, a encontrar razones más profundas para poner metas y objetivos y por supuesto a reafirmarte más como el valioso ser humano que eres. Y claro está que si vives con un TCA, si estás en recuperación, si te cuesta aceptar tu cuerpo, si tu relación con la comida no se siente bien, no puedes dejar de oír la siguiente parte.


Idea 1. Tómate con calma enero

Nunca es tarde para sentar objetivos, hacer planes o retomar algo. No te presiones a tener que tener propósitos, por qué te aseguro que cuando encuentres tu propósito en la vida lo sabrás, como simplemente entenderás que ese es, no habrá obligación lo sentirás dentro de ti. No quiero decir que sea fácil o difícil, no tiene que ver con eso, solo habrá algo interno que te haga saber que es tu razón.


Idea 2. Toma tiempo para conectarte contigo

Como lo he venido platicando contigo, no quiero generalizar, pero el mes anterior suele ser una época de muchos compromisos sociales y familiares, donde generalmente el espacio personal donde estamos con nosotros mismos, se ve modificado, eso en el mejor de los casos. Porque en mi caso, y en el caso de muchas personas que tienen un TCA, esa parte del tiempo a solas con uno mismo, no existe. Es hasta ahora que empiezo a entender el significado y lo empiezo a buscar y a disfrutar. Empieza ser agradable está conmigo, y tener esos momentos de silencio. A lo mejor te puedes identificar con esta situación, pero te aseguro que junto con la recuperación del TCA vienen muchas ganancias como este disfrute de uno mismo.

  

Y por eso creo importante que antes de prospectar nuestras metas o logros de el año que inicia, comencemos conectando con nosotros, conectado con tu versión del futuro, con esa mujer u hombre que es la versión más grande de ti y después crear el cómo, porque y para qué quiero llegar ahí.


Idea 3. Identifica esos propósitos que no tienen nada que ver con quién eres.

Si acéptalo muchas veces haz comprado propósitos en las redes sociales, la tv, la vecina, la prima, etc, yo me he propuesto hacer cosas que no van para nada con quien soy.


Te cuento en mis años de mucha juventud, decidí que quería estudiar para ser modelo, y mi mamá, como era tan linda, me inscribió a unas clases de modelaje, maquillaje, etc. Cabe señalar que quien me conoce, yo no soy girly, no me gusta maquillarme mucho, arreglarme glamourosamente, más bien me gusta lo muy básico. O sea la modelada, para nada tenia que ver conmigo.


Pero bueno, esa era mi propósito ser modelo, y claro está, que el maestro se daba de topes conmigo porque no caminaba como modelo, me daba vergüenza pasar en medio de todos, aunado a mi TCA y todo lo mental que implica, y bueno termine el curso. Y jamás en la vida utilicé ninguna de las cosas que me enseñaron, ni fui modelo ni nada.


Ves como ese propósito no era mío, de hecho empezó porque mucha gente me decía deberías ser modelo,  pero claro esta que no era para mí.

Y seguramente tú tienes una historia similar y me encantaría escucharla.


Idea 4. El propósito te suma o te resta.

Especialmente si tienes un TCA, o no la estas pasando bien con tu cuerpo y la comida, es importante que reflexiones si ese propósito te suma o te resta, ¿Qué? Vida, amor propio, valor, compasión, respeto, en general suma a tus valores o los demerita.

Pregúntate ¿Qué hay detrás de esa meta de bajar de peso, de empezar un nuevo plan de ejercicios, una nueva dieta? ¡Suma a tu vida! ¿De qué manera? ¿Cómo te va a hacer mejor?

Y luego te preguntas por qué, tantas veces como te sea necesario, hasta que llegues a la razón más profunda.


Idea 5. Haz las paces con tu cuerpo

El 91% de las mujeres del planeta tierra en la cultura occidental no están cómodas con sus cuerpos, y el 98% de esas mismas mujeres se ha sometido a un tipo de tratamiento o dieta para cambiar su cuerpo.


Entonces muy probablemente un propósito este año, uno de tus propósitos tenga que ver con resolver este problema. E intuyo que estás pensando en hacerlo de la misma manera que lo haz hecho en años anteriores, restringiendo, castigando, poniéndote en riesgo mental y físicamente, y antes de continuar te recuerdo que si lo estás intentando otra vez es porque no ha funcionado las anteriores.


Comenzar con un plan alimenticio, a comer más sano, a bajarle a los carbs, hacer más ejercicio, comer menos, ayunar, dividir la comida en grupos de alimenticios, contar tus macros, reducir grasas y azúcares, todo eso se llama cultura de dieta y si ya sé que piensas que es por tu salud, pero no lo es en la mayoría de los casos, porque la salud incluye la mente y cuerpo y para mi alma también y el poner a tu cuerpo en un déficit energético prolongado, el no confiar en el, en el hecho de no aceptarlo, va deteriorando tu mente y tu capacidad de atender tus necesidades vitales humanas.


Y de manera práctica como tú ya lo haz experimentado, nada de lo anterior funciona, te ha dejado y te dejará en el mismo lugar donde empezaste si bien te va, pero generalmente te deja en un lugar peor físico y mentalmente.


Esta vez te invito a que empieces a tratar nuevas rutas, para aceptar tu cuerpo. Primero, que te des cuenta de que el problema no eres tú, más bien es algo que te han hecho creer, claro porque si creemos que yo soy el problema que voy a hacer tratar de solucionarlo, y entonces trato de solucionar comprando y haciendo todo lo que el mercado me dice, y como ahora los consumidores ya somos más informados, pues nos los venden como salud y como no es una dieta es comer sano, y bueno pura tontería.


También empieza a buscar contenidos más alineados con la aceptación de todos los cuerpos, que busque crecer en ti el amor y la compasión. Depura tus redes sociales, si eso te lleva a compararte o a hacer conductas de riesgo, busca aliados.


De hecho te voy a dejar la liga para que descartes mi ebook gratuito que se encuentra en mí página. Se llama "Armonízate con tu cuerpo" y es una guía donde te ayudaré a comenzar tu viaje a esta aceptación corporal, reconocerte más allá de tu físico y descubrirte. La verdad esta increíble


Además de eso, ya hay muchos libros, cuentas gratuitas, y muchos recursos que requieren inversión, y no estaría mal invertir en esta ocasión en algo que verdaderamente perdure en el tiempo y en tu bienestar, al final ya haz invertido muchísimo tratando de cambiar tu cuerpo, dale la oportunidad ahora a aceptarlo.


Idea 6. Brilla y brilla tan lindo que contagies tu brillo

No dejes que nada apague tu luz, brilla porque mereces brillar. Y lo pongo como un punto importante para mí, porque más allá de si logras o no logras tus objetivos, lo más importante es que todo lo que elijas en este 2024 y toda tu vida, mantenga el brillo con el que naciste, con el que fuiste hecha. Mantén tus valores, ningún propósito que se conecte a tu más alta versión de ti, te llevará a romper lo que es importante para ti.


No dejes que nada te haga creer, que no puedes brillar, que las etiquetas que te han puesto o te haz puesto, sean una cortina de tu brillo, tú eres un mundo de posibilidades y todas son posibles.


Te deseo el mejor año, el mejor momento, el mejor ciclo y la mejor vida para ti. Con todo lo que venga en ella.


Te abrazo fuerte y gracias por leerme

Screenshot 2024-01-06 at 10.24_edited.jpg
bottom of page